martes, 11 de marzo de 2014

El Marketing de Contenidos y la Constancia

Contenidos, Constancia y más Constancia.

Últimamente no he tenido tiempo para escribir, no sé si alguien ha echado de menos estas pequeñas píldoras a modo de post con las que intento aportar una visión sencilla de lo que es para mi el marketing.
Tanto trabajo casi no me permite distinguir entre el continente y el contenido. Por cierto, ¿qué es más importante: el continente o el contenido?

Hablando de ésto podemos dedicar unas lineas a arrojar un poco más de luz sobre la estrategia de marketing de contenidos. Tengamos claro en primer lugar que el Marketing de Contenidos es un devorador de más y más contenidos, que por supuesto deben de ser de calidad, y estar pautados de manera correcta en función de nuestro Plan de Marketing 3.0. Ahora bien, el mayor error en el que podemos caer cuando adoptamos esta estrategia es detener la producción de los mismo, la consecuencia es clara: impactos nocivos para nuestra empresa y para nuestra reputación social.
Por todo ello, no se puede hablar de Marketing de Contenidos sin introducir un concepto fundamental: LA CONSTANCIA.

El cuidado de los contenidos y el exceso de mimo de los mismos exigen de mucha dedicación y esfuerzo en la búsqueda de imágenes, informaciones y demás temas de interés para nuestros seguidores, es la búsqueda constante de material para ofrecer, para difundir, para compartir en nuestras Redes Sociales, nuestra web o en nuestros blogs. Hasta aquí hablamos de la Constancia en la búsqueda de contenidos; pero también, debemos de ser constantes en la labor creativa, ofrecer contenidos cada vez más atractivos y diferenciados para provocar interés y la consiguiente viralidad de los mismos.

Se trata de dar contenidos de valor y atraer visitantes, captar más audiencia útil para nuestra empresa. Pero sin dejar de producir contenido y novedades que mantengan álgida nuestra comunicación, es un sistema basado en la constancia y en la continuidad de los mensajes.
Aunque debemos de tener claro que lanzar buenos contenidos, por si sólo, no es sinónimo de éxito, ahí es donde radica la importancia de la constancia en el tiempo. Si somos constantes en la publicación de contenidos, pero también ágiles y rápidos a la hora reaccionar con lo que publicamos, nuestros resultados mejorarán a medida que pase el tiempo.

Actualmente es complicado generar contenidos que se diferencien de las empresas que compiten en nuestro mercado, por eso es muy importante identificar que contenidos no están ofreciendo el resto y compartirlos nosotros, con calidad y una vez más, constancia.

Crear contenidos no es más que generar información entorno a nuestra empresa, la información genera credibilidad a través de la interacción con la audiencia, da verosimilitud a nuestros mensajes y como todo en la vida, la confianza se gana con el tiempo y la constancia.

Espero que la insistencia en hablar de la constancia haya dejado claro la importancia de ser constantes en el Marketing de Contenidos, en cualquier trabajo, pero sobro todo en la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada