domingo, 28 de julio de 2013

Marketing y emprendedores

Emprendiendo en el Marketing.

Hace unos días el Gobierno anticipaba una serie de medidas encaminadas a fomentar y estimular la creación de nuevas empresas, a través del emprendimiento y para nuevos autónomos. Este paquete de medidas no es casualidad ya que el aumento en el número de emprendedores desde que se inició la crisis ha sido provocado en gran medida por la sistemática destrucción de empleo acaecida desde que se iniciará la crisis.
Emprender, hacerse autónomo, hacer realidad tu sueño es una buena opción siempre y cuando te lo tomes en serio y tengas previstas todas las variables que van a influir en tu negocio; así como, aproveches previamente para formarte en las diferentes áreas que vas a gestionar de tu negocio (marketing, ventas, finanzas, logística...).
Este último punto para mi es muy interesante, la formación y el estudio del negocio y el mercado al que nos dirigimos es fundamental para no naufragar; la falta de esto último suele ser un aspecto que conduce al fracaso a muchos emprendedores que se lanzan al mercado sin la preparación suficiente, sin estudiar bien su negocio, sin plan de marketing y sin plan de viabilidad.
Emprender es bueno siempre y cuando no asumas excesivos riesgos, la situación de los mercados, la incertidumbre y la inestabilidad deben pautar nuestro comportamiento a la hora de definir por qué modelo de negocio nos vamos a decidir. Evitando si es posible arriesgar con grandes inversiones o con modelos de negocio obsoletos o en fase de decrecimiento.
Emprender en internet es a mi entender una de las mejores opciones. La inversión a realizar suele ser baja, sólo necesitamos un modelo de negocio que sea viable a través de la red, un nombre llamativo y fácil de recordar, una tienda online atractiva y en la que la compra resulte intuitiva, una buena estrategia de marketing y promoción online (recordemos que proponíamos en capítulos anteriores la utilización del marketing online como una estrategia de marketing low cost) y como no, mucho trabajo, constancia y un buen servicio.
El principal problema es que la mayoría de los emprendedores no saben de marketing o lo ven como algo secundario, olvidándose de la importancia que tiene para el futuro de su negocio. ¿Cuántos de estos emprendedores han realizado un plan de marketing en condiciones o tan siquiera han consignado una partida presupuestaria específica para este menester? Afortunadamente cada vez son más los que lo hacen, pero todavía hay muchos que pecan de no hacerlo.
Con toda esta exposición lo único que intentaba es dar un pequeño consejo a aquellos que en estos días se disponen a emprender: “antes de empezar formaros, prepararos lo mejor posible, que no os importe invertir tiempo, y por favor no os olvidéis del marketing”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada